Inicio | Agosto 28, 2014
SUBSCRIPCION PARA EL BOLETIN INFORMATIVO >>

La Florida es famosa por su clima cálido y agradable, lo cual la convierte en uno de los principales destinos turísticos de Norteamérica y se conoce con el nombre del “Estado del Sol”. Sus inviernos son templados; por este motivo, muchos habitantes de las frías regiones noreste y central de los Estados Unidos (además de gran cantidad de turistas internacionales) pasan sus inviernos o retiros aquí. La temperatura promedio en el estado durante los meses de invierno ronda los 20 ºC (68 ºF) y en ocasiones llega a los 25 ºC (77 ºF); sin embargo, suele haber heladas (en especial en los meses de enero y febrero), por lo que se debe llevar un suéter liviano durante el día y una chaqueta forrada o de lana durante la noche.

La Florida cuenta con primaveras tempranas y cálidas y otoños largos que en ocasiones se prolongan hasta mediados de diciembre, con cielos intensamente azules, baja humedad y lluvias ocasionales. La temperatura en la Florida durante la primavera y el otoño oscila entre los 20 ºC y 22 ºC (68 ºF y 71,6 ºF). Los veranos son largos, cálidos y húmedos (70% de humedad o más) con temperaturas promedio entre 30 ºC y 35 ºC (86 ºF y 95 ºF) durante los meses de junio, julio y agosto.

Temperatura Promedio

 EneFebMarAbrMayJunJulAgoSepOctNovDec
757679828587898987848076
242426282931323231292724


Las precipitaciones, especialmente las tormentas eléctricas, también son frecuentes en la Florida. En realidad, el estado posee la mayor cantidad de tormentas eléctricas de los Estados Unidos. Las precipitaciones promedio para la mayor parte del estado oscilan entre los 125 y 150 cm (50 y 60 pulgadas). Debido a que el estado se encuentra en una zona de clima subtropical, hay una estación húmeda que comienza a fines de la primavera (generalmente en mayo o junio) y dura hasta fines de noviembre. Entre fines de noviembre y fines de mayo, las lluvias son escasas y espaciadas hasta los meses de invierno, cuando llegan para anunciar un frente frío. En ocasiones, a fines de la primavera pueden producirse incendios forestales en las zonas rurales, que rara vez amenazan las zonas pobladas. Los veranos son lluviosos y húmedos, pero tienen su aspecto positivo. Las mañanas son tolerables y el calor más intenso se produce al comienzo y a mediados de la tarde. Luego, comenzará a nublarse con nubes oscuras y espesas que se formarán cuando la brisa marina se una a la evaporación sobre el interior del estado. En el momento en que el día se vuelve intolerablemente caluroso se produce una tormenta eléctrica, prácticamente diaria, con abundantes rayos y truenos; lloverá aproximadamente entre 2,5 y 5 cm (entre 1 y 2 pulgadas) en una o dos horas, pero se despejará y los charcos se secarán, para dar lugar a un atardecer agradable con puestas de sol estelares y noches estrelladas. (Florida es la capital del rayo en los Estados Unidos; así que aquéllos a quienes les gusta observar las tormentas eléctricas - desde un lugar cubierto y seguro - no quedarán desilusionados).

El sol es mucho más intenso en la Florida que en otras regiones más boreales; por lo tanto, tome precauciones para prevenir las quemaduras solares. Utilice un factor de protección solar entre 25 y 30 como mínimo y no olvide llevar un sombrero y anteojos de sol. Coloque la protección antes de que la piel comience a ponerse roja: en ese punto el daño se habrá producido y deberá soportar una quemadura dolorosa. (¡Podrá conseguir una amplia variedad de lociones con aloe en las tiendas para ayudarlo a calmar el dolor si llega a ese punto!) Recuerde beber gran cantidad de agua -- Tenga en cuenta que la cafeína y el alcohol incrementan la deshidratación – Las lesiones provocadas por el calor (deshidratación, golpe de calor) pueden arruinarle uno o dos días de sus tan merecidas vacaciones, en el mejor de los casos y requerir un viaje al hospital en el peor de los casos.

Invierta un poco de tiempo y sentido común, ¡y su ganancia será sentirse preparado para disfrutar cada minuto de su visita! Los turistas visitan la Florida durante todo el año debido a sus famosas playas y complejos turísticos familiares. El invierno y la primavera pueden ser las temporadas más populares para visitar el estado, pero pueden obtenerse grandes ofertas en boletos de avión y hoteles durante los meses de verano, cuando disminuye la cantidad de turistas. La temporada de huracanes se extiende oficialmente entre el 1 de junio y el 30 de noviembre, con su pico máximo en agosto y comienzos de septiembre. Puede estar atento a los fenómenos tropicales en el Centro Nacional de Huracanes de la NOAA (Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica): el gobierno brinda actualizaciones cada seis horas (11 a.m., 5 p.m., 11 p.m. y 5 a.m.) durante la temporada, con avisos intermedios a las 2 p.m., 8 p.m., 2 a.m. y 8 a.m. cuando hay una tormenta en actividad.

El sitio contiene también una preciada colección de información sobre estos fascinantes fenómenos meteorológicos, además de ser la mejor forma para prepararse para el arribo de una tormenta. El sitio de la NOAA (National Oceanographic and Atmospheric Administration; Oficina Nacional de Administración Oceanográfica y Atmosférica, la agencia gubernamental meteorológica estadounidense), apodado oficialmente el NHC o Centro Nacional de Huracanes, es más confiable y preferible que los sitios meteorológicos comerciales, ya que su trabajo es informar la posición e intensidad de la tormenta y pronosticar sus futuros movimientos y crecimiento (o disipación, según sea el caso). Los sitios meteorológicos comerciales generalmente están impulsados por intereses de lucro para resaltar los aspectos más atemorizantes de una tormenta. La Florida no se ve afectada directamente todos los años y no todas las tormentas son tormentas de categoría 5. El estado ha sufrido golpes que van desde pequeñas tormentas tropicales que producen sólo lluvias torrenciales hasta los horrores de Andrew (1992) e Ivan (2004).

No entre en pánico al ver una tormenta en formación; esté al tanto de las actualizaciones y comuníquese con sus proveedores turísticos (hoteles, agencias de automóviles, parques temáticos, aerolíneas, líneas de cruceros, etc., etc., etc.) telefónicamente, por fax o correo electrónico; consulte sus sitios Web para conocer sus políticas sobre huracanes y pregúnteles bajo qué circunstancias entran en vigencia esas políticas. (Disney, por ejemplo, requiere la publicación de un alerta de huracán antes de cambiar los boletos). Si usted es tan desafortunado como para estar aquí en la inminencia de un huracán, no entre en pánico. Comuníquese con sus proveedores turísticos para ver cómo abandonar la zona o el estado; tenga en cuenta que los residentes permanentes probablemente estén bajo evacuaciones obligatorias por lo que los traslados serán más agitados que lo habitual, por lo que deberá tener paciencia y consideración.













info@miami-info.com  |  Intercambio de Vínculos  |  Contáctenos  |  Nosotros  | 
Anúnciese con Nosotros
Directorio de Negocios en Miami
Copyright © 2002 - 2009 Miami-Info.com. All rights reserved.